El sendero del movimiento fue uno de los primeros en estar perfectamente definido en la Senda.

El concepto de disciplinas cuerpo-mente es algo que siempre me ha llamado la atención.

He practicado diversos deportes a lo largo de mi vida: deportes de equipo, como el baloncesto, fútbol o balonmano y otros más individualistas como la natación, el yoga o el pilates.

He practicado capoeira, danza del vientre, hapkido, taichí, senderismo, algo de escalada (solo en rocódromo, a lo que he hecho en roca lo llamaría más trepar de forma salvaje) e incluso esgrima.

Y en todas he encontrado esa conexión cuerpo-mente que le achacan solo a unas pocas disciplinas.

 

Si bien, es cierto que algunas actividades enfocan más en esa conexión y en esa pretensión de fluir con tu cuerpo y tu mente alineados.

Para toda actividad que ponga en marcha tu cuerpo y tu mente adormecidos por la rutina o por el sedentarismo obligado de los trabajos de oficina; o estresadas por la vorágine de la vida moderna, por trabajos de emergencias o cara al público, por situaciones complicadas a nivel social, familiar, laboral o personal… para todas esas cosas que te aportan paz interior, descanso y bienestar, existe este sendero.

 

Porque el movimiento no solo forma parte intrínseca de la vida, sino que cada vez es más necesario en la sociedad en la que nos encontramos.

Bienvenidos todos aquellos que entendéis y hacéis por saciar esta necesidad vital. Bienvenidos los que buscáis y los que aportáis una guía.

Bienvenidos todos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This