Dolor en los riñones y en las rodillas ¿A qué tienes miedo?

 In Reflexión

¡Muy buenos días, yoguis de todas partes!

Mmm… dolor en los riñones y en las rodillas ¿A qué tienes miedo?

Esta misma pregunta me la hizo mi profesor de yoga cuando le comenté que no podía seguir asistiendo a las clases de asanas debido a mis dolores en las rodillas. Y es que, al parecer, es cierto que existe un vínculo entre el dolor que sentimos en las rodillas y nuestros miedos.

¿Has sentido últimamente dolor en las rodillas, tensión en las piernas, inestabilidad a la hora de ponerte en pie? Si la respuesta es afirmativa en al menos dos de estas preguntas, entonces permíteme realizar esta otra cuestión: ¿sientes con bastante frecuencia molestias en tu estómago, hinchazón, mala digestión, o incluso mareos, náuseas?

Probablemente entonces, tu cuerpo te esté enviando señales de que hay algo acumulado desde hace tiempo y que ahora, quiere salir.

Desde hace un tiempo para acá, quizás uno o dos años me atrevería a asegurar, padezco de muchas molestias en la zona del abdomen. Padecía y aún padezco (depende de cómo me sienta ese día) de muchos problemas con las comidas, con las digestiones, con la ansiedad de comer más y no llegar a satisfacerme lo suficiente.

Pero sobre todo, padezco mucho de no saber cómo “digerir” las emociones. Y este es sin duda el desencadenante de todo estos problemas. Muchas veces lo he comentado con otras personas sobre las que he hablado de mis problemas, y es que para mí, mi segundo cerebro está en el estómago. Todas mis emociones las concentro ahí, así que si por lo que sea ese día no me encuentro bien, entonces hago muchos desbarajustes con la comida. Como en exceso, aún así no tenga hambre, mi cuerpo me pide acudir a la comida para tapar esa emoción y hacerme sentir falsamente “bien”.

He acudido en varias ocasiones al médico para tratar este asunto porque tenía muchos ardores, malas digestiones y un largo etcétera, pero no conseguían dar con la causa. Simplemente era estrés, así que pastillita para la acidez y no preocuparse tanto, solían recetarme. Lo que nadie me explicaba era que nuestras emociones repercuten en la salud de los órganos. Y yo tenía muchas emociones negativas acumuladas en mi estómago.

Hoy por hoy, en este momento de mi vida, y tras una lesión en las rodillas de la que aún me estoy recuperando, he constatado que la raíz de mis problemas radica en cómo gestiono las emociones y sobre todo, mis miedos.

En este proceso de rehabilitación de mis rodillas, he estado acudiendo regularmente a una fisioterapeuta que también aborda el campo de la kinesiología (el estudio del movimiento del cuerpo) y en la consulta del primer día tras hacerme una exploración general de todo mi cuerpo reparó en que pese a ser delgada, la zona del abdomen superior sobresalía ligeramente. Fue ella la que me comentó que tenía muchas tensiones acumulados en los riñones y entonces supe que tenía que investigar acerca de la función de estos dos órganos vitales.

Los riñones son los órganos encargados de filtrar nuestra sangre y eliminan las toxinas de nuestro cuerpo a través de la orina.

Cuando surgen problemas en nuestros riñones aparecen síntomas como deshidratación, piel seca, granitos en el cuerpo, psoriasis, infecciones urinarias, pelo seco y de caída fácil, tensión arterial alta, retención de líquidos en otras zonas como; piernas, abdomen y bolsas en los ojos.

Además de cansancio, insomnio, mareos, boca seca  y sabor amargo en la boca.

Los riñones regulan el sistema óseo, cuando hay desequilibrios renales, los huesos de las articulaciones se vuelven frágiles o con deformidades.

Un mal funcionamiento de los riñones puede incluso afectar a la audición de nuestros oídos produciendo una sordera temporal.

En relación con los genitales, cuando se produce un desequilibrio, estos dos órganos influyen en la disminución de nuestra energía sexual, dando lugar a la falta de líbido.

En esta ocasión, os traigo un tema que quizás me toque emocionalmente demasiado porque desde hace tiempo, vengo cargando con él en esa mochila que todos llevamos a cuesta que es nuestra vida, nuestro pasado. Una mochila imaginaria cargada de sucesos malos, pero también de recuerdos buenos -todo sea dicho.

Hasta ahora, todos mis artículos los he escrito desde mi experiencia personal, y este no iba a ser una excepción. Me gusta compartir con vosotros los cambios que se están produciendo en mi vida desde que descubrí el yoga. Estas experiencias me están realmente ayudando a conocerme mejor y a crecer como persona.

Puedes saber más sobre mí y mi yoga en mi web:

www.traslaesterillarosa.com

Y en facebook:

Traslaesterillarosa

Inscripción al Newsletter


Recommended Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies